El Taller del Corazón invita a todas aquellas personas que desean compartir su experiencia de Dios, que están conscientes de la necesidad que todos tenemos de conocerlo más, a apadrinar otras almas de niños o de ancianos para que reciban la catequesis de la alegría.

¡Abre tu Corazón y comparte tu alegría!